El distrito viejo de la ciudad de Panamá, conocido como Casco Antiguo de Panamá, está en una pequeña península, con una estructura urbana mezclada de colonialismos francés y español. Sobre su origen, podemos remontarnos a cuatro siglos atrás, cuando los españoles levantaron una ciudad amurallada como protección de los ataques del pirata Henry Morgan, que había convertido todo en llamas.

Cuando entraron los franceses, ya en el siglo XX, para llevar adelante su frustrado proyecto de construir el canal, muchas familias adineradas se establecieron, pero su marcha, tras el fracaso, hizo caer el barrio en franca decadencia.

Hubo varios intentos de promover remodelaciones y lanzar proyectos de inversión. Pero, la falta de rentabilidad acabó por sumir esta zona en un gran deterioro y hasta mediados de los 90 era un área olvidada por los panameños, donde solo acudían turistas para ver monumentos y pasear por calles de viviendas descuidadas y dañadas por el tiempo.

La situación cambió con la aprobación de la Ley No. 9 de 1997, que creaba incentivos fiscales encaminados a promover el desarrollo del Casco Antiguo de Panamá e invertir en este sector inmobiliario. Entre los atractivos de la legislación, para dueños de edificios antiguos se establecía exención de impuestos durante 30 años, incluyendo los de ganancias por venta del edificio, e incentivos fiscales para propietarios dedicados a actividades profesionales, comerciales o industriales en dichas instalaciones.

Para los compradores, se establecía un interés preferencial para hipotecas, exenciones fiscales en materiales y equipo de construcción y restauración y ventajas fiscales para aquéllos que, después de restaurar una construcción, la revendieran.

El Casco Antiguo de Panamá no es especialmente amplio. Apenas tiene dimensiones de once por cuatro cuadras. Coexisten, en curioso contraste, casas desocupadas o habitadas por familias con bajos recursos y  entre un 30 y 40% de edificaciones renovadas y restauradas, con una previsión de incremento notable de reformas.

casco antiguo de panamá

Si una década atrás los edificios necesitados de reforma se podían adquirir por unos $40.000, ahora se pueden estar pidiendo cantidades hasta diez veces mayores. Los compradores de construcciones sin renovar pueden estar pagando cantidades entre $150 y $350, o incluso más, por metro cuadrado. En construcciones nuevas o renovadas, aumenta hasta los $450 a $1000 por metro cuadrado y en locales comerciales o propiedades especiales, podríamos alcanzar entre $2500 a $3000 por metro cuadrado. Si quiere más información de la zona y precios por metro cuadrado actualizados puede ingresar a la sección de Casco Antiguo de Gogetit.

La revaluación, que ha aumentado notablemente el interés de inversión, ha resultado muy grande en los últimos 10 años y la tendencia de crecimiento sigue al alza. Entre las razones que han influido en ese comportamiento, además de la mencionada ley de incentivos fiscales, están la declaración del barrio como Patrimonio Cultural de la Humanidad y su conversión en un lugar de atracción cultural y artística.

Actualmente hay una gran variedad disponible de apartamentos en Casco Antiguo y se pueden comprar con los beneficios de esta ley.

Ley de incentivos para Casco Antiguo de Panamá:

Ley No. 9 de 1997 de Panamá creó incentivos para promover el desarrollo de Casco Viejo (también llamado Casco Antiguo de Panamá). La siguiente información es un resumen de dicha ley:

  1. Las áreas protegidas incluyen el Casco Antiguo, Santa Ana, Salsipuedes, y parte de los barrios de Terraplén.
  2. La preservación de las características ambientales, históricas y arquitectónicas originales es muy importante.
  3. Un sistema de préstamos hipotecarios con intereses preferidos se establece para la restauración de bienes inmuebles en el área de San Felipe.
  4. Los propietarios en el Casco Antiguo de Panamá estarán exentos del pago del Impuesto de Bienes Inmuebles registrado al momento de la transferencia del título (venta) de la propiedad al nuevo propietario.
  5. Los beneficios y las ganancias del capital derivadas de la transferencia de la propiedad de bienes inmuebles estarán exentos del pago de los impuestos sobre la renta y las ganancias del capital.
  6. La tierra y las mejoras de edificios restaurados estarán exentas del pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles por un período de treinta (30) años contados a partir de la restauración terminada de la propiedad.
  7. La primera venta o ventas que tenga lugar después de la finalización de la restauración de edificios estarán exentos del 2% de impuesto sobre transacciones inmobiliarias.
  8. Los beneficios generados por actividades comerciales, profesionales o industriales que se llevan a cabo en el barrio de Casco Antiguo, están exentos del Impuesto a la Renta por diez (10) años contados a partir de la finalización de la restauración de la propiedad ocupada.
  9. Los materiales y equipos utilizados en la construcción, restauración y equipamiento, estarán exentos de Derechos de Importación.
  10. Los inquilinos de los inmuebles de Casco Antiguo pueden deducir de sus impuestos de ingresos sus tasas de alquiler por un período de cinco (5) años.
  11. Los edificios destinados para aparcamiento público estarán exentos del Impuesto a la Renta por un período de diez (10) años.
  12. Un fondo de indemnización se establece para aquellos inquilinos de apartamentos en el Casco Antiguo que deben abandonar la propiedad debido a un proyecto de restauración. El promotor del proyecto de restauración recibirá un crédito fiscal transferible con un valor equivalente a los pagos realizados.

Si estás buscando información sobre apartamentos en alquiler en Casco Antiguo, te recomendamos entrar en www.gogetit.com.pa.

Silvia Merida Pellicer
Content Manager de Gogetit. Autora de importantes reseñas informativas para Gogetit Noticias, “La fuente #1 de Noticias de bienes raíces en Panamá”.
Especializada en la búsqueda y el análisis de las noticias más importantes sobre bienes raíces en Panamá.

Comments

comments