Sin duda alguna lo único cierto que tenemos en la vida es que sabemos que algún día llegaremos a esa edad en donde todos nuestros sueños se pueden hacer realidad: ¡La Tercera Edad!

Cuando la gente habla de Tercera Edad pareciera todo un tabú, porque en el fondo nos horroriza la idea de envejecer y convertirnos en una carga pesada para nuestros hijos o familiares, pensar solo en el tema de que iremos a parar a un ancianato o algún hogar de cuidados manejado por monjas cuando empiece nuestro deterioro nos da piquiña, la idea siempre está asociada a que me van a meter en un hueco para desahuciarme y morirme, y por ende genera un gran rechazo en nuestros adultos mayores, sin embargo, déjenme decirles que al pensar así estamos desperdiciando la oportunidad de redescubrir la vida a partir de nuestro llamado retiro y denota una gran ignorancia relativo a la diversidad de los temas que rodean hoy día los servicios para los adultos mayores, que por lo general son la antítesis de lo que representa un ancianato, sin desmeritar la labor que se realiza en los mismos.

Un ejemplo y excelente opción de retiro por sus beneficios es el del centro Estancia Dorada en Panamá con su filosofía de vida: ¡Atenderlo como nos gustaría que nos atendieran a nosotros! El centro está diseñado y concebido pensando hasta el último detalle.

La gama de servicios que la industria maneja hoy día para los adultos mayores a partir de 55 años es muy amplia y variada. Las alternativas están atadas a la conveniencia para los residentes dependiendo de sus necesidades de salud individual y necesidades de atención. Estos niveles van en orden de nivel de agudeza de residente/paciente; desde apartamentos para mayores, pasando por las comunidades de vida independiente, vida asistida, centros de atención de Alzheimer y cuidados de memoria, instalaciones de enfermería especializada, centros de rehabilitación de transición a centros de atención aguda y los hospitales de atención aguda, como se puede apreciar en la gráfica.

Rompiendo-paradigma---graph12

En países desarrollados como Canadá, USA, y en casi toda Europa estos temas son tratados con naturalidad y la idea de utilizar estos servicios es siempre bien recibida por toda la familia, porque se entiende cual es la propuesta de valor y el objetivo que se busca, que no es otro que atender todas y cada una de las necesidades de los adultos mayores en menor o mayor grado dependiendo de lo que cada individuo vaya requiriendo, sin embargo, en Latinoamérica tenemos que romper aún muchos paradigmas, por lo general cuando nuestros adultos se empiezan a deteriorar normalmente empezamos a transformar poco a poco nuestra casa en un hospital, poniéndole una enfermera dedicada cuando se tienen los recursos necesarios, camas especiales, oxígeno y demás, creyendo que con esto resolveremos el tema, sin embargo, hemos comprobado que no es la solución idónea al problema, ya que el adulto mayor se siente una carga y acelera en gran medida su deterioro, y por el otro lado, los hijos sienten igualmente que no le pueden prestar toda la atención que ellos merecen porque tienen que salir a trabajar y tienen otras prioridades, por ende todo el mundo pierde, la solución pasa por entender la oferta de este tipo de servicios que posea cada país y ver cuál de ellas es la que mejor se adapta a nuestro adulto.

Espero que este abrebocas despierte su curiosidad sobre estos temas y empecemos un verdadero intercambio acerca de los mismos.

Me despido hasta la próxima edición, llegó la HORA 55

Miguel De Yavorsky
Teléfonos: 3937452 / 53
www.estanciadorada.com
mdeyavorsky@estanciadorada.com

Artículo de El Venezolano por Miguel De Yavorsky. La Hora 55.

Silvia Merida Pellicer
Content Manager de Gogetit. Autora de importantes reseñas informativas para Gogetit Noticias, “La fuente #1 de Noticias de bienes raíces en Panamá”.
Especializada en la búsqueda y el análisis de las noticias más importantes sobre bienes raíces en Panamá.

Comments

comments